Sin política existe ocio

Author 3

Hablar de política resulta incluso sencillo, nos tienen abducidos por la palabra, nos han convencido de que todo será distinto esta vez.

Soy estupido, mi reflexión llega donde mi comprensión sobre quien nos gobierna me permite. Después de estas elecciones, volvemos a empezar la rueda de la mentira.
 
Quien nos gobierna en la actualidad lo tiene facil, solo es necesario acusar al gobierno saliente de todo lo que se encuentren por el camino, saldando el mal de cualquier herida política para no salir mal parados y seguir gobernando. Como ven es sencilla mi reflexión política actual.
No me suele apetecer hablar de cómo se tapan los errores políticos, lo que mi amigo David no comprende, prefiero penetrar en valores que me producen felicidad y que también existen en nuestro pueblo; Mollet del Valles.

Existe gente verdaderamente valida y que aporta con sus actos felicidad al resto, no todo es consumismo, mentiras e hipocresía.

No se si conocen a Didac, regenta el Bubus, un local de ocio como tantos que existen en nuestro pueblo que luchan para que los Molletenses no tengamos que emigrar para pasar una noche donde divertirse sin mas.

Didac se rompe la cabeza para que así sea, apasionado del Barça y amante de sus bufandas y el buen vestir, disfraza la noche Molletana con música para todos los gustos con el único objetivo de que nos sintamos a gusto durante un ratito. Sea por lo que sea en la actualidad lo consigue, es un local que esta consiguiendo crear su propia historia en nuestro pueblo.

A Didac Tal vez no se le dara la medalla de la ciudad, seguro no se presentara a alcalde, pero existe, nos acerca al olvido de nuestros problemas por un rato, y porque no, merece un Gracias por parte de los que gozamos un ratito en Bubus.

El ocio en nuestro pueblo esta mal visto, nos cierra temprano, ven a una juventud de botellón y los propietarios de los mismos deben luchar para esfumar una idea que no es más que eso, una idea creada malintencionadamente  y al tiempo falsa.

Existen sitios que valen la pena, dar un paso adelante y descubrirlos, seguro no os arrepentiréis y evitareis alguna que otra multa por la necesidad de desplazarse para bailar, no es necesario en Mollet.
 
David Creus Carrasco

Edicions locals