Sr. Alcalde

Author 3

Como miembro de la comunidad musulmana de Mollet, le dirijo mi más profunda queja por el trato que estamos recibiendo por parte de la corporación que usted preside.

Actualmente en Mollet hay dos centros culturales arabo-musulmanes. El constante aumento de la población ha provocado que se hayan quedado pequeños, sobretodo en el rezo de los viernes y durante el ramadán. Al margen del aforo insuficiente de los locales, hay también problemas de ventilación y de accesibilidad.

Llevamos meses intentando negociar con el ayuntamiento para poder trasladarnos a un local más grande y más digno, ubicado a tan solo 150 metros del local en el que estamos desde hace más de 16 años. A lo largo de este tiempo no hemos tenido problema alguno con el vecindario y la asociación de vecinos del barrio nos apoya en este traslado a un local sin viviendas encima. Hasta el momento todo han sido obstáculos. La única solución que nos han dado ha sido trasladarnos a un polígono industrial, concretamente al de Can Prat ilegalmente. Creemos que esta alternativa es totalmente discriminatoria hacia nuestro colectivo.

Constitucionalmente tenemos los mismos derechos que cualquier otra cultura y confesión para practicar nuestra cultura y tradición , por tanto, no entendemos porqué se nos relega a unos espacios alejados del casco urbano con todos los inconvenientes que ello acarrea, entorno industrial para un uso de culto, dificultades de acceso para mayores y pequeños, sensación de marginalidad.

Tenga en cuenta que en la misma zona han autorizado la instalación de un centro de otra confesión diferente a la nuestra, lo cual nos hace pensar que su negativa es por el simple hecho de que somos musulmanes.

Todas las propuestas que hemos presentado han sido rechazadas sistemáticamente sin ofrecer alternativas aceptables para las dos partes. Siempre hemos estados dispuestos al diálogo pero reconozca que no nos lo ponen fácil.

No pedimos limosna ni tratos de favor, solo respeto para nuestra minoría y que se cumpla el derecho constitucional que garantiza la libertad de culto en condiciones óptimas para todas la confesiones religiosas. Pensamos que excluirnos del casco urbano no mejora la integración ni la convivencia.

Articulo  16

1.     Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.


Atentamente,
Ahmed Balgouch

Edicions locals