El idiota escribe de justicia, política, política y justicia

Author 3

Me presento como idiota ante ustedes en este escrito,  por la dificultad que tengo de comprender por donde camina nuestra justicia en el siglo XXI. Nos cuentan que  Luchamos por todo aquello que nos parece justo. Aunque mucho me temo que olvidamos con demasiada frecuencia. ¿El para quien es justo? Nos miramos nuestra barriga para llenarla de satisfacción personal, en esa justicia es en la que nos quieren hacer creer.  Me niego.

Este Idiota, aprendió el significado de la palabra justicia, de mis  antepasados. Ellos me inculcaron una justicia que pensaba en las mayorías como fuerza para luchar por lo justo haciéndolo en equipo. Sin olvidarnos nunca de las minorías que pensaban distinto a uno. O de aquellos que sufren el desgaste de un mundo injusto y mal repartido. Me mostraron un camino, cuya bandera era única, la del respeto por todo y todos. Luchando  con una sola arma, la palabra.  En la actualidad debemos luchar por un único objetivo, que no es otro que conseguir una justicia, donde, no se nos maniate las manos con recortes de libertad.

Esa justicia es la que ahora vive España, la de la privación de libertades. Gritando por nuestros políticos la palabra libertad cuando quieren decir mentiras. Confundiendo la palabra libertad con la de la mentira. Justicia, bendita justicia. Me dirijo a ti abuelo y lo hago con tristeza, pues la justicia por la que tú y tantos luchasteis, en el siglo XXI, no existe. Vivimos una justicia del engaño, el trueque, la negociación por uno mismo y el abuso del poder, controlado por los títeres ventrílocuos que han controlado a todo un pueblo con palabras vacías que nos hemos creído al rellenarlas de promesas falsas. Dandonos cuenta tarde, que quien gobierna esta justicia y país, solo son  niños de colegio que aun se comen los mocos o juegan al fútbol en el patio con pelotas hechas de papel de plata que envolvían sus bocatas. Ellos no han crecido. Les hemos puesto en las manos a todos un país y sus gentes y tristemente, no se han dado cuenta de que sus errores los pagamos los ciudadanos que solo tenemos para gritarles, nuestro voto.

Abuelo, solo una pregunta me queda en el tintero y que por mucho que me estrujo la cabeza  no se encontrar respuesta.  Estés donde estés, te pido una luz de respuesta para que pueda seguir creyendo en las personas que gobiernan.  ¿Que hacer cuando son todos los políticos los que deberían dimitir?

Si en algún momento a este Idiota se le hace llegar la respuesta, prometo compartirla con los que me pudieran algún día leer.



David Creus Carrasco

Edicions locals